3/11/2012

Teorías del Aprendizaje y la Enseñanza de la Música.

 Los seres humanos están en constante aprendizaje, es importante saber como profesores cómo se aprende, saber cómo aprenden los estudiantes,  y saber cómo se está enseñando es vital para el logro de una calidad de educación y excelentes resultados. Grandes teóricos han estudiando acerca de la manera de aprender, desarrollan explicaciones sobre lo la información que ha adquirido en la memoria y la información que más tarde se recibe. La música sin duda alguna se relaciona con el aprendizaje y a la vez con las teorías o enunciados que sostienen grandes investigadores de la historia respecto a la materia. De esta manera, estudiar o saber cómo se aprende música y cómo influye en los procesos educativos musicales, se hace necesario, puesto que la comprensión de estos procesos de aprendizaje enriquecen las experiencias del músico o aficionado a la música y además permite tratar casos de carácter más profundo a la hora de enseñar música. Las principales teorías desarrolladas que en la música juega un papel protagónico son las siguientes: conductismo, cognitivismo, constructivismo y ecléctica.

Conductista
Antes de establecer la relación teórica del conductismo con el tema central de la investigación se considera pertinente recrear la teoría en sí. El Fisiólogo ruso Ivan Petrovich Pavlov, realizó estudios sobre los factores glandulares y nerviosos en los procesos digestivos. El experimento lo desarrolló con una campana, alimento y un perro. El colocar alimento  al frente de un perro produciría saliva, sin haber utilizado la campana;  más tarde utiliza la campana haciéndola sonar antes de colocársela a la vista del perro, logrando que comenzara a salivar. Este experimento concluye con la afirmación que toda conducta se debe a reflejos innatos y aprendidos o condicionados (la adaptación del individuo en el medio ambiente). Cabe destacar, que el experimento se desarrolló en dos bases, la primera por el alimento, que era el estímulo no condicionado y la salivación como respuesta natural, no adquirida. La fase dos por el alimento que junto con el sonido de la campana seria el estimulo condicionado, dando respuesta condicionada la salivación. En este sentido, Castillo (2007),  sostiene:

“La obra de Pavlov parte de un concepto esencial que trató de defender como eje principal alrededor del cual debería girar la explicación de las manifestaciones más complejas de los mamíferos y del hombre, reflejadas obviamente en los hemisferios cerebrales, como máximo logro del desarrollo nervioso en el reino animal. El concepto al cual nos referimos es, por supuesto, el reflejo.” (p. 3)

 Ahora bien, John B. Watson, utilizó la ideas de Pavlov, pero aplicando los experimentos en animales a los seres humanos. Sostuvo que desde que el niño nace trae consigo emociones y reacciones como la furia y el amor, lo demás es conductas adquiridas a través del acondicionamiento. Demostró  el condicionamiento clásico por medio de una rata, y un niño.  El niño llamado Albert  tocaba la rata sin temor o miedo,  más tarde cuando el animal produjo ruido el niño le dio temor o miedo quedando de esta forma condicionado, más tarde,  al momento en que la rata reaccionaria de igual manera el niño  también lo haría.

Bajo la perspectiva anterior, ¿Qué relación es posible o existe entre lo que sostienen los estudios realizados por Pavlov y Watson con la práctica de la pedagogía musical? Como profesores de música bien sea en la enseñanza del lenguaje musical, la enseñanza de un instrumento, armonía y otras cátedras, es importante tener en cuenta la diversidad de estudiantes en relación a lo que cada uno de ellos musicalmente trae innato. Son diversas las condiciones innatas musicales, por ejemplo la entonación, la capacidad de imitar un dictado rítmico, el lograr ensamblarse con facilidad. Los ejercicios musicales, o actividades se convierten en un estimulo, que luego de manera natural el estudiante responderá.  Por otra parte, es posible encontrar estudiantes que a lo largo de su desarrollo en un medio ambiente han adquirido aspectos musicales, por ejemplo la misma afinación, el dominio del ritmo, un instrumento musical, entre otros.  Lo que se encuentra en el medio ambiente por ejemplo la música en la radio, el contacto diariamente con la música en el hogar, la ciudad, se convierten en estímulos que llevan a que la persona responda de manera condicionada. 

En el desarrollo de la enseñanza musical, se estimula al estudiante para lograr resultados excelentes en cuanto a la afinación, ensamble, dictados rítmicos, melódicos, el desarrollo armónico;  en fin aspectos  teóricos-prácticos  del mundo musical con la preparación de un ambiente adecuado. De esta manera, se puede aseverar que el perfil o competencias finales de un estudiante de música, se debe a los estímulos musicales que les han aplicado,  lo cual hace preguntarse ¿la enseñanza musical ha sido significativa para el estudiante de música? Como profesores de música es de gran importancia conocer un equipo de estudiantes que se presente en el transcurso del tiempo para formación musical. Saber cuáles y cuantos de los estudiantes traen competencias innatas, al igual que los que las van a adquirir. Todo esto con el fin de tratarlos pedagógicamente según sus fortalezas, necesidad, realidad o contexto, logrando así  la mejor  enseñanza musical.  También, el conductismo se centra es en el control y moldeamiento del hombre, sin colocar atención a sus sentimientos, pensamiento, libertades. 

El punto central en la enseñanza de la música el lograr que el perfil musical del estudiante no sea total y extremadamente  como una máquina que responde a estímulos.  El estimulo siempre va existir y es necesario, pero no se debe caer en el error de no dejar que el estudiante reflexione, piense, analice su entorno, su realidad y su proceso musical.  En este sentido, evitar el conductismo extremado en la educación musical, es lograr que el estudiante disfrute la música, tenga un concepto propio, tenga conciencia de lo que realmente esté tocando, cantando, arreglando o componiendo; significa lograr una educación musical transformadora,  en constante actualización y desarrollo lo cual exige un cambio de concepción sobre el profesor tradicional que enseña los mismos contenidos, actividades, ejercicios y otros aspectos musicales, dándole la espalda a la innovación, transformación y desarrollo en el contexto que esté involucrado.

Cognitivistas – Constructivistas

Según el suizo, Jean Piaget, la inteligencia tiene dos particularidades: la organización y la adaptación. La organización es la etapa del conocimiento que lleva al niño a actuar de diferentes formas en situaciones específicas. La adaptación es la etapa donde el niño asimila y  acomoda el conocimiento. La asimilación se refiere a la información entrante, mientras que la acomodación es el ajuste de la información. En referencia a estas dos etapas, se puede  colocar como ejemplo el niño que por primera vez observa un pentagrama (asimilación) y luego aprende sobre el uso del pentagrama (acomodación). De esta manera, el proceso de asimilación se debe cuando el sujeto interactúa con las personas,  tiene contacto con los objetos y las cosas, lo cual significa una constante experiencia. Para ello, se debe brindar una enseñanza basada en oportunidades y materiales para que el sujeto descubra y construya su aprendizaje. Al respecto, Anderson, Reder y Simón  (2001), sustentan:

“Piaget hizo hincapié en que el niño internaliza el conocimiento modificando la estructura mental. Los constructivistas a menudo se refieren a este análisis, en especial al proceso no pasivo de adaptación. Una lectura más detenida de los escritos de Piaget indican que la asimilación de conocimientos desempeña un papel decisivo en la preparación de la escena para el proceso de adaptación, que no puede haber adaptación sin asimilación. En todo caso, tanto la adaptación como la asimilación forman parte del concepto representacional de la mente.” (p. 99)

En función del señalamiento anterior, para Piaget, el desarrollo intelectual es continuo (constructivista), el niño se adapta a situaciones que no domina ni conoce, el cual por medio de la asimilación y adaptación logrará construir habilidades para enfrentarse al medio que lo rodea.  En este orden de ideas, las aportaciones realizadas por Piaget,  resultan para la educación musical una base importante para su desarrollo. La música se comunica a partir de símbolos, signos y finalmente por el sonido, lo cual estos aspectos o elementos deben estar plenamente coordinados o planificados según la etapa de desarrollo cognitivo del niño, y en este caso del estudiante de música.  Además, es de gran recurso para el profesor de música, conocer la etapa cognitiva del grupo de estudiantes con que se va a relacionar. La enseñanza musical en el niño se inicia desde el vientre de la madre, luego al nacer el niño por medio de símbolos, las imágenes, el juego o canto musical constante; lo que significa que en la etapa sensomotriz y pre-operatorio, no se le debe forzar a realizar operaciones lógicas básicas como complejas. Esta etapa es de importancia en el desarrollo infantil musical debido a que los padres y maestros  juegan un rol determinante como elemento motivador, además que el niño logrará de manera natural percibir la música  sin presión alguna para que más adelante realmente la disfrute, tomando la decisión de profundizar sus conocimientos.

Es por esto, que la enseñanza de la música debe colocar en práctica el constructivismo; si se observa y percibimos todo empieza con una nota o un sonido, luego la escala, el intervalo y más tarde el acorde  musical. De modo que a medida que el estudiante asimile y acomode su conocimiento debe estar de manera clara y segura evitándole más adelante una etapa que dificulte su aprendizaje. Asimismo, las operaciones lógicas y de abstractas son realizadas a partir de los contenidos musicales como la ubicación de las claves en el pentagrama, al igual que las notas y sonidos musicales, la clasificación de intervalos acordes.  La ejecución instrumental parte de la ejecución de ciclo armónicos simples, conociendo su estructura y además de ciclos armónicos y temas musicables con armonías más elaboradas o complejas. Este periodo musical es recomendable para los niños de 7 a 12 años de edad y adolescentes en adelante, debido a que sus estructuras cognitivas están en mejor capacidad de realizar operaciones concretas, lógicas y más tarde complejas o abstractas que exige el mundo musical.

Por otra parte, Bandura considera que el ambiente causa el comportamiento y este causa el ambiente, lo cual es recíproco. Bandura define su teoría como “Teoría Cognitivo Social”, afirma que los seres humanos adquieren conductas por medio de la observación e imitación, además de modo operante, es decir en constante actividad. El niño aprende por observación e imitación de sus padres, profesores, compañeros y héroes. A medida que el niño aprende de esta manera, reforzará cada vez su aprendizaje, además actuará bien si otros actúan bien, e igualmente de lo contrario. Al respecto, Pascual (2009), sostiene:

“Con esta teoría cognitivo social, Albert Bandura trata de superar el modelo conductista; al presentar una alternativa para ciertos tipos de aprendizajes. Bandura acepta que los humanos adquieren destrezas y conductas de modo operante e instrumental, rechazando así que nuestros aprendizajes se realicen, según el modelo conductista. Pone de relieve cómo entre la observación y la imitación, interviene factores cognitivos que ayudan al sujeto decidir si lo observado se imita o no.” (p.2)

En tal sentido, la observación e imitación no solo aplica a niños sino a jóvenes y adultos. El ser humano observa e imita conductas tanto morales, éticas y hasta artísticas. Musicalmente un estudiante puede aprender a medida que su profesor hace o enseña música, y  luego imita a su profesor.  Este proceso recíproco conduce a reflexionar o tomar en cuenta  sobre realmente qué ofrece el profesor de música  para que el estudiante observe e imite. Desde las  conductas morales, éticas y musicales que  se ofrece, son estímulos para un estudiante. Partiendo del enunciado de Bandura sobre si se actúa bien ellos actuarán bien, se debería enseñar y tocar bien para que ellos  toquen bien.

También, es importante el papel del profesor de música en este proceso,  comúnmente un estudiante de música quiere ser como su  admirador musical,  tocar o cantar como él, observando así las conductas musicales de otros. La observación e imitación también puede ser una capacidad de aprendizaje  que domina el estudiante, no es extraño encontrar casos donde un estudiante aprende más por observación e imitación que por operaciones mentales complejas. Esta puede ser una de las diversas  formas de aprender en los estudiantes que se pueden encontrar en algún momento determinado. En tal sentido, hay que saber responder a las necesidades y potencialidades del estudiante.  No es extraño que muchas de las conductas musicales de los estudiantes sean causa de la observación e imitación. Desde el simple hecho de colocar una clave musical correcta en el pentagrama, un acorde correcto en el instrumento, aprender un ritmo y entonar correctamente sea el resultado de la observación e imitación de los estudiantes hacia las prácticas pedagógicas realizadas.

En otro orden de ideas, se señala  a Vigotsky; padre del constructivismo social. Considera que el hombre o individuo es resultado de la interacción social e histórica. El sujeto obtiene el conocimiento por medio de la relación con el medio, siendo el lenguaje aspecto importante para su desarrollo. A mayor interacción social del sujeto obtendrá más conocimiento.  Vigotsky sostiene que el sujeto actúa sobre la realidad, se adapta a ella y la trasforma con la ayuda de los “mediadores” (instrumentos psicológicos) conducido por herramientas como por ejemplo los recursos materiales. De esta manera, el lenguaje es el mediador principal, y las herramientas son el mediador secundario o simple. El lenguaje es la herramienta que permite el desarrollo de la conciencia de las personas y además se ejercitan por voluntad propia, el control de las acciones del individuo.

En esta perspectiva, se presenta la llamada Zona de Desarrollo Próximo (ZPD) es donde el individuo o sujeto aprende en interacción social, la enseñanza debe partir de lo que el niño sabe, y abrir las puertas a nuevos aprendizajes, se define la Zona de Desarrollo Próximo, en función a lo expresado por Mazzarela y Carrea (2001):

“Vigotsky (1979), señala que todo aprendizaje en la escuela siempre tiene una historia previa, todo niño ya ha tenido experiencias antes de entrar a la fase escolar, por tanto aprendizaje y desarrollo están interrelacionados desde los primeros días de la vida del niño.” (p.43)

De acuerdo con el planteamiento de  Vygotsky,  en relación a la música  conduce a pensar aspectos o elementos muy importantes. La música es un lenguaje y además estimula el contacto social, una de sus finalidades es complacer a la sociedad y hacer que la disfrute. En el ámbito educativo musical, la interacción social permite mejores aprendizajes para el estudiante. La música ofrece y a la vez exige la interacción social o cultural. Los ensayos generales, ensambles, orquestas, bandas y otros formatos de agrupaciones son la herramienta primordial para el logro de la buena enseñanza. De esta manera, a medida en que una agrupación musical ensaye o esté en constante actividad se obtendrá más y mejor  aprendizaje. La actividad musical constante implica un proceso de comunicación donde se usa el lenguaje, permitiendo el desarrollo de la conciencia musical, es decir si se está realizando bien el trabajo o  lo que falta por mejorar. Al momento de enseñar música es importante conocer la Zona de Desarrollo Próximo (ZDP), cada estudiante de música o músico ha interactuado socialmente, lo cual tiene procesos y aprendizajes diferentes a otros. El conocer su ZDP permitirá saber qué o cuales nuevos aprendizajes son necesarios para el, así lograr que sean significativos y compartidos.

De manera adicional, se presenta en el análisis teórico de la investigación en función de las teorías del aprendizaje Bruner con la Teoría de la instrucción. Los humanos representan la información por medio del desarrollo de tres sistemas: manipulación. acción-organización perceptual e imaginación y por último, un instrumento simbólico. El aprendizaje significativo se produce por  la asimilación. Organizar el aprendizaje de manera programada, permite un mejor aprendizaje significativo, debido a que el sujeto a medida que recibe conocimiento lo asimila y luego origina otra estructura del conocimiento. En tal sentido, el protagonista principal del proceso de aprendizaje es el individuo o sujeto, el descubre y el instructor ofrece de manera  acabada los aprendizajes y dirige al sujeto para que logre el objetivo final, de esta manera se logrará un aprendizaje significativo y además fomenta la investigación del sujeto. Según Baggini, (2008):

“A partir de la teoría de Piaget, desarrolla la teoría de la Instrucción que es un modelo formalizado dentro de la situación estructural de escolarización que acompañe a la lógica de la psiquis humana. Establece situaciones sobre el proceder para que los alumnos aprendan. Bruner se basa en el estudio del desarrollo intelectual, a partir de un marco psicológico-experimental. El aprendizaje se basa en los procesos de exploración y descubrimiento. La solución del problema genera experiencia, la cual permite generar significados.” (s/p)

En efecto, Bruner, sostiene que el desarrollo cognitivo se da en tres etapas, que se modifican a medida que el sujeto recibe información. El modo errático el cual es muy práctico y se inicia cuando el niño manipula objetos y la relación con el medio ambiente. El modo icónico, donde el niño representa las cosas por medio de imágenes o esquemas mentales los objetos,  y por último el modo simbólico, en este periodo las acciones e imágenes se traducen en un lenguaje, representando los objetos o cosas por medio de símbolos sin relación a él.

En relación con el proceso de enseñanza musical, es importante que esta sea programada, los humanos también aprenden música de muchas formas, y lo que plantea Bruner no se escapa de ella. El niño puede iniciar la música por medio de la manipulación de instrumentos, permitiendo que asimile el aprendizaje, más tarde aprende a representar los sonidos y las notas por medios de símbolos y llega a su fin cuando musicalmente ha madurado logrando la producción de música más compleja o abstracta. En este orden de ideas, se hace referencia a Ausubel, quien sostiene que dependiendo de la estructura cognitiva del sujeto o individuo, dependerá el aprendizaje. La estructura cognitiva se refiere a los conceptos e ideas que tiene el sujeto y como las organiza en un campo del conocimiento. Debido a esto, no se logra un aprendizaje significativo con lo que el sujeto ya sabe. Es el estudiante quien le da el uso de los nuevos conocimientos aprendidos en relación a su estructura cognitiva y el maestro o instructor propone un material organizado en función de la estructura cognitiva del discípulo.

Ahora bien, maestro y alumno forman parte del proceso de enseñanza y aprendizaje, por lo cual se logra una flexibilidad o elasticidad del proceso, considerando el sujeto no como un simple deposito de conocimiento sino es agente activo  individual, familiar y socialmente. Para Palmero (2004), el aprendizaje significativo:

“Es una teoría psicológica porque se ocupa de los procesos mismos que el individuo pone en juego para aprender. Pero desde esa perspectiva no trata temas relativos a la psicología misma ni desde un punto de vista general, ni desde la óptica del desarrollo, sino que pone el énfasis en lo que ocurre en el aula cuando los estudiantes aprenden; en la naturaleza de ese aprendizaje; en las condiciones que se requieren para que éste se produzca; en sus resultados y, consecuentemente, en su evaluación (Ausubel, 1976). Es una teoría de aprendizaje porque ésa es su finalidad. La Teoría del Aprendizaje Significativo aborda todos y cada uno de los elementos, factores, condiciones y tipos que garantizan la adquisición, la asimilación y la retención del contenido que la escuela ofrece al alumnado, de modo que adquiera significado para el mismo.”(p.1)

De tal manera, cada estudiante de música tiene una estructura cognitiva diferente. Esto exige en buena parte centrar por momentos de manera individual la enseñanza. Además de encontrar que cada uno de ellos aprende diferente, tienen proyectos e ideas heterogéneas. Esto posibilita a que simplemente el maestro no se convierta en la persona que deposita el conocimiento y no conoce a su discípulo, sino que se logre una elasticidad en la enseñanza musical, brindándole  los cocimientos en relación a su  estructura cognitiva. Si se enseña lo que ellos saben, no será significativo el aprendizaje.

Con lo expuesto anteriormente, se concluye que para el logro de la enseñanza debe estar programada con la gran particularidad que el maestro de música no ofrece los contenidos acabados para que el estudiante construya, investigue y aprenda de manera significativa.  La música permite u ofrece el desarrollar muchas  teorías del aprendizaje. Se aprende música manipulando, tocando, más tarde escuchando, luego pensando, analizando y creando. No siempre se va a aprender de una sola forma. Lograr que el estudiante comprenda realimente lo que está haciendo será significativo para él, de allí que sea necesaria la programación de la enseñanza y ejecución de un instrumento bajo un enfoque amplio que le de apertura y dinamismo al aprendizaje musical, como es el caso del programa instruccional y multicultural.

 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 Anderson, J., Reder, L., Simon, H. (2001). Educación: El Constructivismo Radical y la Psicología Cognitiva. Estudios Públicos 2001. [Documento en Línea].  Disponible: www.infoamerica.org/documentos_pdf/anderson_01.pdf        [Consulta: 2010, Mayo  20]

Baganini, E (2008). Aportes a la Teoría del Aprendizaje, Formulación de una situación áulica concreta. Grupo Interamericano de Reflexión Científica. [Revista en Línea], Año I, Nº  14. Disponible: www.reflexioncientifica.com.ar/08_GIRC_014.pdf       [Consulta: 2010, Mayo  2]

Castillo, J. (2007). Ivan Petrovich Pavlov. Una Aproximación a su Vida y a su Obra. PsicologíaCientifica.com. [Documento en Línea].  Disponible: www.psicologiacientifica.com/.../psicologiapdf-311-ivan-petrovich-pavlov-una-aproximacion-a-su-vida-y-su-obra.pdf. [Consulta: 2010, Mayo  21]

Mazzarela C. y Carrera B. (2001)  Vygotsky: Enfoque Sociocultural. Educere, Revista Venezolana de Educación. [Revista en Línea], Año 5, Nº  13. Universidad de los Andes. Disponible: redalyc.uaemex.mx/pdf/356/35601309.pdf      [Consulta: 2010, Mayo  2]

Palmero, L. (2004). La Teoría del Aprendizaje Significativo. Centro de Educación a Distancia (C.E.A.D.). [Documento en Línea].  Disponible: cmc.ihmc.us/papers/cmc2004-290.pdf. [Consulta: 2010, Mayo  22

 Pascual P. (2009). Teorías de Bandura Aplicada al Aprendizaje. Revista Didáctica, Innovación y Experiencias Educativas. [Revista en Línea], Nº  22. Disponible: www.csi-csif.es/.../PEDRO%20LUIS_%20PASCUAL%20LACAL_2.pdf       [Consulta: 2010, Mayo  18]



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada